Hilos tensores para piernas

Los hilos tensores se pueden colocar en casi cualquier parte del cuerpo para crear un efecto lifting de larga duración, casi 2 años. Es cierto que si hay exceso de piel, el tratamiento no va a hacer mucho. Si hay una flacidez de leve a moderada puedes notar unos buenos resultados. El tratamiento de hilos tensores se puede utilizar conjuntamente con otros procedimientos estéticos como la liposucción.

Hilos tensores para piernas

Se pueden utilizar los hilos tensores para mejorar la parte de las rodillas, ingles o muslos. Los hilos tensores alcanzan sus mejores resultados en zonas dónde no hay un gran exceso de grasa, como la parte interna de los muslos o las ingles. Si tienes exceso de piel en estas zonas, los hilos tensores no te van a ayudar a mejorar tu aspecto. Es mejor que hables con tu cirujano para ver otras alternativas en las que se contemple extirpar el exceso de piel.

La colocación de hilos tensores en las piernas y sobre todo en las rodillas, debe realizarse por un profesional médico con experiencia en el tema. Sino, los resultados pueden tener efectos negativos en las rodillas. Si no se colocan bien los hilos, pueden causar problemas de movilidad y también puede haber un mayor riesgo de infección en el área de la rodilla y si sucede, entonces los hilos tendrían que ser eliminados.

Un procedimiento con hilos se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. El procedimiento utiliza un hilo intra-dérmica, que tiene pequeñas púas a lo largo de su longitud. Se realizan pequeñas incisiones en la piel, y los hilos se insertan con agujas que utilizan un patrón de tipo zigzag para garantizar que quedan sujetos correctamente. Estas púas captan los tejidos debajo de la superficie de la piel y al estirar de los hilos se produce el levantamiento de la zona circundante y un ligero efecto revitalizante pero notable. Las pequeñas ranuras deben cicatrizar sin puntos de sutura. Normalmente se coloca una cinta quirúrgica en el lugar del tratamiento.

Los resultados son inmediatos y continúan mejorando durante las siguientes semanas después de la cirugía. La formación natural de colágeno en el tejido de la piel, eventualmente rodeará los hilos, lo que los fortalecerá y hará que el efecto tensor de los hilos sea permanente hasta incluso 2 años.

Puedes notar algunas sensaciones hormigueo durante varios días después de someterte al procedimiento. Puedes colocarte bolsas de hielo sobre la zona tratada y tomarte los analgésicos que tu cirujano te haya recetado para calmar el dolor y la hinchazón. La mayoría de las personas retoman las actividades normales en cinco días. El costo del hilos tensores oscila entre 1.000 y 3.500 €, dependiendo del número de hilos utilizados y la extensión de la zona a tratar.

Ventajas de los hilos tensores

  • Aspecto más natural.
  • Relativamente sin tiempo de inactividad en comparación con otros procedimientos cosméticos.
  • Menor coste en comparación con otros procedimientos estéticos más invasivos.

Desventajas de los hilos tensores

  • La sensibilidad o entumecimiento en la zona tratada, que por lo general desaparece en cuestión de semanas.
  • Algunos cirujanos han reportado una rara reposicionamiento de las suturas, causando un aspecto desequilibrado.