Hilos tensores para ojos

Los hilos PDO se desarrollaron en Corea y pronto ganaron popularidad en todo el mundo, incluyendo Europa. El tratamiento es muy simple y consiste en implantar hilos solubles bajo la piel. Los hilos se disuelven gradualmente y estimulan la síntesis de colágeno, fibroblastos y la angiogénesis. Como resultado, la piel se vuelve más suave y radiante, las arrugas desaparecen, el óvalo de la cara se esculpe, los "poros" se estrecharon, los tejidos caídos se fortalecen y así se logra un efecto lifting en la piel.

Hilos tensores para ojos

Los hilos PDO son fibras monofilamento sintéticas. Están construidos de una brizna y gozan de una superficie uniforme sin huecos o surcos donde las bacterias pueden crecer. Los hilos proporcionan un pasaje muy suave a través de los tejidos, lo que elimina el daño estructural durante la implantación. La disolución puede durar unos 180-210 días. Los hilos se han utilizado durante muchos años, por ejemplo en la cirugía plástica, oftalmología, ginecología y cirugía general. El material no es traumático, sino que es neutral para los tejidos, no demuestra propiedades pirógenas o antigénicas.

El procedimiento es ideal para las personas a partir de 30 años cuando aparecen los primeros signos de envejecimiento. Sin embargo, no hay límite de edad.

El efecto estético es muy natural, ya que no se cambian los rasgos faciales y no se aumentan los volúmenes de las mejillas. Gracias a este tratamiento podemos disminuir las arrugas de los labios, las arrugas en la frente, levantar las comisuras de la boca, mejorar la forma de la cara, así como reafirmar la piel en el cuello y el escote.

La gente para quien el Botox es demasiado débil para afinar las arrugas de las patas de gallo, encuentran en los hilos tensores una alternativa. Los hilos tensores de polidioxanona son particularmente eficaces en términos de reducción de las arrugas alrededor de los ojos. Estos hilos tensan la piel son una manera perfecta para deshacerse de esas arrugas que suman años a nuestro rostro. Con el estiramiento de la frente y los extremos exteriores de las cejas que han ido bajando con el paso de los años y formando un tejido de aspecto flácido y caído, el paciente consigue quitarse unos años de encima.

Para conseguir unos buenos resultados es vital buscar un cirujano con experiencia demostrable. Este médico establecerá un programa anti-envejecimiento individual para mejorar tu aspecto.

Los primeros efectos son visibles después de 2-3 semanas, pero notarás una mejora considerable después de 2-3 meses, cuando se inicia la inducción del colágeno nuevo. El efecto es de larga duración (hasta 2 años).

Ventajas del tratamiento

  • Seguridad.
  • Ninguna preparación especial antes del tratamiento.
  • Efectos instantáneos.
  • Alta eficiencia.
  • Sin cortes ni cicatrices.
  • Los hilos son totalmente absorbibles.
  • Posibilidad de repetir el procedimiento.
  • No puedes ver, ni notar los hilos.