Hilos tensores para el cuello

Tanto el cuello como las manos son dos zonas que con sólo mirarlas, delatan la edad de una persona. En el cuello se hacen visibles una especie de cordones que corresponden a un músculo fino llamado platisma que se encuentra justo debajo de la piel, esta revelación viene provocada por el envejecimiento y el afinamiento de la piel. Estos cordones pueden verse mucho mejor cuando se realizan movimientos de contracción.

Hilos tensores para el cuello

Puede ser complicado tratar el cuello con algunos procedimientos de rejuvenecimiento debido a su movilidad, localización y estructura anatómica. Sin embargo, no está todo perdido, hay opciones para conseguir un cuello más joven y terso.

Los hilos tensores son aptos para las personas con una flacidez de leve a moderada. Este tratamiento tiene la capacidad de minimizar el descolgamiento de los tejidos y redefinir las estructuras faciales. Si tienes una flacidez o descolgamiento más avanzado o una gran papada, estos procedimiento no van a solventar tu problema. Si bien es cierto que pueden servir como apoyo a otros tratamientos más agresivos como la cirugía de lifting facial.

Es importante proteger nuestra piel de los rayos solares y utilizar cremas ricas en vitamina C pura y retinoides para retrasar los efectos del envejecimiento.

Aunque el método con hilos tensores para combatir los signos del envejecimiento no sea adecuado para todo el mundo, sí que tiene muchos puntos fuertes. Éstos son:

  • Son seguros y fáciles de colocar.
  • Requieren un menor tiempo de inactividad que un lifting facial completo y tradicional.
  • No requiere anestesia general.
  • Proporciona unos resultados naturales.
  • Los resultados rejuvenecedores duran entre uno y dos años.
  • Los hilos de polidioxanona reabsorbibles promueven la producción de colágeno y elastina de la zona tratada y sus alrededores. De esta forma, además del efecto tensor instantáneo, el paciente notará una evolución positiva en la mejoría de su aspecto durante unos meses.

Todos los tratamientos estéticos tienen sus limitaciones, por desgracia, la publicidad que se le está haciendo a los hilos tensores a menudo es exagerada. Es cierto que es un procedimiento simple y mínimamente invasivo, que proporciona unos resultados muy naturales, pero también es cierto que no es la panacea para todos los problemas cosméticos sean cuales sean. Es importante tener claro esto antes de someterse al procedimiento con la finalidad de conocer previamente los posibles resultados.

Si el paciente no tiene sólo un descolgamiento de leve a moderado, a menudo puede ser necesario algún tipo de extirpación de la piel sobrante. La técnica de los hilos tensores se puede combinar con otros procedimiento estéticos. Si el paciente no es adecuado para el procedimiento con los hilos tensores los resultados serán practicamente invisibles o no durarán mucho tiempo.

Hilos tensores cuello antes y después

La combinación de la extirpación de la piel sobrante junto con un lifting biológico con hilos tensores, puede lograr resultados comparables o mejores que un lifting facial tradicional.

El sistema de hilos faciales debe colocarse cuidadosamente y adaptarse individualmente a cada paciente para crear su propia línea específica de elevación facial. Ésta es la única forma para que este procedimiento proporcione unos resultados perfectamente naturales, algo que el lifting facial tradicional no puede lograr fácilmente.

La elevación con hilos es ideal para el cuello, la mandíbula, la frente y la cara en general. Es importante buscar un cirujano con experiencia para que te realice el procedimiento. Muchos médicos aún se encuentran en la fase de "luna de miel" en lo que se refiere a su experiencia con los hilos tensores. Para conseguir unos buenos resultados y minimizar al máximo los efectos secundarios y las contraindicaciones debes buscar un cirujano con experiencia en el lifting biológico del cuello. Pídele que te enseñe fotografías del antes y el después de sus pacientes. Pregúntale cuantos procedimientos ha llevado a cabo y su tasa de éxito.

Los problemas potenciales y comunes con técnica esta sencilla técnica incluyen agrupamientos, ondulaciones y hoyuelos en la piel, protrusión de los hilos a través de la piel, infección y pérdida a medio-largo plazo de efecto tensor. Sin embargo, afortunadamente, todos estos problemas son corregibles, pero sin duda pueden crear algo de ansiedad y un tiempo de inactividad prolongado para el paciente. Es tan importante para hacerlo bien a la primera, como importante es elegir un médico al que durante el procedimiento se le suelten unos cuantos hilos y sepa exactamente qué hacer en cada momento y con la aparición de cada dificultad.