Hilos tensores en frente

La colocación de los hilos tensores se clasifica como un procedimiento no invasivo y por lo general, se lleva a cabo de forma ambulatoria con anestesia local. A veces, se administra una sedación ligera por encargo. El procedimiento tarda una hora aproximadamente en completarse.

Hilos tensores en frente

Normalmente, para el rejuvenecimiento estético de la frente, suele utilizarse botox. Cuando el tensado que ofrece el botox no es suficiente, se complementa con los rellenos de ácido hialurónico que dan volumen a las arrugas. Con el estiramiento de la frente y los extremos exteriores de las cejas que han ido bajando con el paso de los años y formando un tejido de aspecto flácido y caído, el paciente consigue quitarse unos años de encima.

El procedimiento de los hilos tensores en la frente consiste en realizar pequeñas incisiones en lugares clave, con mayor frecuencia en la línea del cabello. Se inserta una aguja enhebrada bajo la piel para anclar ambos extremos con la finalidad de levantar y suspender la piel. Existen diferentes variaciones de esta técnica de rejuvenecimiento facial, ya sea por la preferencia del cirujano o para satisfacer las necesidades específicas del paciente. Una vez que la situación individual del paciente se ha evaluado, generalmente se utilizarán entre 2 y 20 hilos.

La colocación de los hilos tensores es un procedimiento relativamente nuevo. Aunque los primeros hilos tensores se realizaban con hilos permanentes, los cirujanos hoy en día utilizan hilos tensores espiculados solubles. Las púas están incrustadas en la piel para promover la fibrosis, la formación de nuevos haces o fibras de colágeno. Las nuevas formaciones de colágeno son como un tipo de andamio que sostiene la piel, por lo que esta se verá más firme al acabar el proceso. La piel tiende a perder firmeza y elasticidad y se hunde con la edad ya que el volumen de la fibra de la elastina y el colágeno en la piel disminuye con el tiempo.

Según el Dr. Cirro Accardo, un cirujano plástico italiano que desarrolló el hilo soluble de púas ahora comercializado bajo la marca Promoitalia; "Las células producen ácido hialurónico en respuesta a la fibrosis, atrayendo la humedad para hacer que la piel se vea más firme y completa. Cuando los micro vasos en la piel resultan traumatizados por la inserción del hilo, se abren, y la nueva sangre con oxígeno y nutrientes fluye para sanarlos, lo que también se traduce en una piel más joven".

El paciente experimentará algún nivel de malestar, hinchazón y moretones alrededor de la zona después del procedimiento. Esto va a disminuir gradualmente. Los críticos de esta técnica dicen que los efectos de los hilos tensores son temporales debido a que la mejora visible inmediatamente después del procedimiento se debe principalmente a la inflamación y la puesta en común resultante de los fluidos corporales (edema) alrededor de la zona tratada.

Después de someterte al procedimiento, puedes esperar a volver a casa a las pocas horas. También puedes esperar volver a tus actividades normales 2-3 días después. Los resultados duran entre 1 y 2 años, mucho más que el botox que dura tan sólo 5 meses.