Hilos tensores espiculados

A medida que envejecemos, comenzamos a perder la grasa facial y muscular. Tal vez te hayas notado una piel más floja alrededor del cuello o papada. Los hilos tensores es una alternativa para las personas que no quieren exponerse a los riesgos de la cirugía plástica facial o no pueden pagar el precio de una cirugía estética.

Hilos tensores espiculados

Si te sientes acomplejado por tu aspecto, habla con un cirujano estético o certificado por la junta de cirujanos plásticos sobre esta técnica mínimamente invasiva conocida como lifting biológico. Echa un vistazo a lo que pueden hacer por ti estos hilos tensores viendo algunas fotos del antes y el después en la consulta de tu cirujano. Es una gran forma para que puedas hacerte una idea del tipo de resultados que puedes esperar alcanzar con este procedimiento.

Como ya sabrás, hay diferentes tipos de hilos tensores que se utilizan en este tipo de procedimiento. A continuación vamos a hablarte de los hilos tensores espiculados. La palabra espiculado significa con púas. Por lo tanto, los hilos espiculados están provistos de unas pequeñas espículas o púas, las cuáles se enganchan a la dermis para tensar la piel. Los resultados de la colocación de estos hilos son una piel más tersa, suave y joven.

Los hilos tensores espiculados pueden ser de polidioxanona (PDO), que son los más utilizados actualmente y los hilos espiculados de ácido poliláctico. Ambos materiales son reabsorbibles y regeneradores de colágeno.

La sutura de reabsorción de polidioxanona se utiliza ampliamente en cirugía la cardiaca, ya que es un material que no causa alergias, ni efectos secundarios. Como ya hemos comentado, este hilo es reabsorbido por el organismo después de un cierto periodo de tiempo estimulando la autoformación de colágeno y elastina. Los hilos tensores espiculados de polidioxanona son los más utilizados actualmente porque presentan una serie de ventajas. Una de ellas es la sencillez de la técnica de colocación. Aunque sea un procedimiento sencillo, cabe recordar que sólo debe llevarse a cabo por un cirujano experimentado, si se quieren obtener buenos resultados. Al estar fabricados con un materia reabsorbible, no originan ningún problema en nuestro organismo. Por último, la polidioxanona tiene una gran capacidad de estimular la regeneración de colágeno, como ya hemos comentado. La producción de colágeno no sólo tiene lugar en la zona tratada, sino también en las zonas circundantes.

Los hilos de ácido poliláctico ofrecen un efecto lifting inmediato debido a los conos y a su vez promocionan la regeneración de colágeno. Es un hilo muy resistente a la tracción. El tiempo de reabsorción de este tipo de hilo va desde el año y medio a los 2 años. Después de la colocación de estos hilos, el paciente puede cercionarse de un efecto tensor inmediato. Con el paso del tiempo, también ayuda a la producción de colágeno. Los hilos tensores de ácido poliláctico muestran unos mínimos efectos secundarios.

Los hilos tensores espiculados suelen utilizarse en los tratamientos dedicados al rejuvenecimiento facial, aunque también pueden utilizarse para otras partes del cuerpo como los senos, el cuello, los brazos, las piernas y el abdomen entre otros.

Hilos tensores espiculados polidioxanona

Como ya hemos comentado, el procedimiento es sencillo y corto, suele durar no más de una hora. El paciente, después del procedimiento, puede volver a casa y en pocas horas puede seguir con sus tareas rutinarias. Antes de iniciar el procedimiento, se pone una crema anestésica sobre la superficie a tratar, ya que es practicamente indoloro.

El procedimiento consiste en insertar unas agujas enhebradas con el hilo tensor por los vectores, que son rayas pintadas sobre la piel del paciente que muestran la trayectoria que debe seguir el hilo con la finalidad de conseguir el mejor efecto tensor. Las agujas atraviesan la piel. La aguja se vuelve a sacar por dónde ha entrado, dejando el hilo dentro. Al estar dotado de esas pequeñas púas, cuando el cirujano estira del hilo, este se engancha con la piel, tensándola. Al elevarse la piel, se corrige la flacidez. Los resultados son visibles inmediatamente, aunque van mejorando durante 2 meses.

La duración de los resultados normalmente es de 1 a 2 años. Esto depende en gran medida de la dieta, la calidad de la piel, la capacidad de regenación, la genética, además de otros factores del paciente. Si quieres echar una mano a tu capacidad de producción de colágeno, te aconsejamos que tomes vitamina C.