Contraindicaciones de los hilos tensores

Te estás preguntando: ¿Cuáles son los riesgos y posibles complicaciones del procedimiento estético con hilos tensores? A continuación te respondemos. Aunque no es tan invasiva como otros procedimientos de lifting, el área tratada a menudo quedará adolorida con algo de inflamación o hinchazón durante unos días, con posibles moretones que durarán alrededor de una semana.

Contraindicaciones de los hilos tensores

Los efectos secundarios y riesgos son mínimos y poco comunes, pero pueden incluir:

  • Una reacción alérgica a la anestesia.
  • Aparición de pequeños hematomas o seromas (cantidad de sangre bajo la piel).
  • Infección leve en la zona de la inserción del hilo, a pesar de todas las precauciones tomadas para evitar esto.
  • En el caso de los hilos de púas, el extremo del hilo puede salirse a través del punto por dónde se ha introducido en la piel; el médico puede ponerle remedio a esto simplemente recortanado el extremo saliente. No debe intentarse volver a insertar el hilo, ya que esto posiblemente puede resultar en una infección.
  • Los pacientes pueden desarrollar un fruncido, que puede ser remediado por el médico masajeando ligeramente la zona. No intentes hacerlo tú mismo.
  • En un número muy bajo de individuos, los hilos no funcionan tan satisfactoriamente o durante tanto tiempo como el de costumbre.
  • Se puede soltar un hilo (normalmente con hilos flotantes libres) que resulta en un aspecto desigual o torcido (asimetría).
  • Aunque es raro, ya que los hilos se colocan profundamente en el tejido subyacente de la piel, a veces es posible que los pacientes o bien vean o sientan los hilos de púas en la cara, lo que resulta en una línea indicadora (a veces azul); en este caso, el médico retirará los hilos antiguos y los reemplazará por unos nuevos.
  • La cicatrización de la inserción de la aguja es mínima pero es sin embargo posible, especialmente en pacientes con piel oscura. A todos los pacientes se les recomienda usar un protector solar total en la cara para evitar la exposición directa al sol en las zonas que pueden cicatrizar.
  • Debido a que con el procedimiento con hilos tensores no hay eliminación de la piel redundante, a diferencia de un lifting quirúrgico. Pueden haber ligeras imperfecciones en los resultados obtenidos en función de la laxitud de la piel del paciente; es decir, una leve ondulación o agrupamiento de la piel después de acabar el procedimiento. Esto se puede resolver con el tiempo y por lo general queda oculto en la línea del cabello, el cuello o detrás de las orejas por el profesional médico, éstas son zonas no visibles y por lo tanto, dónde no deberían notarse.

¿Qué se debe hacer después de una operación con hilos tensores?

Es muy importante que sigas los consejos de tu cirujano con cuidado después de este rejuvenecimiento facial, a fin de no interrumpir la colocación de los hilos.

El asesoramiento posterior a la cirugía puede incluir:

  • Puedes reanudar tus actividades normales (caminar de forma ligera, sentarte, ver la televisión, usar un ordenador, etc.) pasada una hora desde el procedimiento, pero debes tomártelo con calma durante los primeros días.
  • No debes hablar, reír o sonreír en exceso o realizar movimientos faciales exagerados durante los primeros días.
  • No debes dormir apoyado en tu cara durante la primera semana.
  • No debes afeitarte o depilarte, utilizar peelings químicos, frotar o usar limpiadores fuertes durante la primera semana sobre la zona tratada.
  • Debes evitar cualquier ejercicio vigoroso o actividades sexuales durante la primera semana.
  • No debes darte masajes, frotarte ni aplicarte presión sobre la cara durante un mes, ya que esto podría perturbar a los hilos.
  • Debes tomar analgésicos recomendados según se requiera.
  • Ponte en contacto con tu médico inmediatamente si notas cualquier signo de infección o si experimentas sangrado o un aumento repentino de dolor.
Hilos tensores pros y contras

¿Quién no debe someterse a un procedimiento con hilos tensores?

La mayoría de la gente puede someterse a este procedimiento, siempre que en general gocen de un buen estado de salud. También es vital que seas realista acerca de lo que esperas del efecto tensor con hilos.

En los casos de grave pérdida de elasticidad de la piel de media cara, cara completa o la frente, puede recomendarse un lifting tradicional con el fin de lograr un mejor resultado que el que pueden ofrecer los hilos tensores.

Si eres propenso a las cicatrices queloides (enrojecidas o abultadas) o tienes un historial de problemas con la cicatrización de las heridas, el cirujano puede no recomendarte este procedimiento o puede advertirte que las cicatrices podrían quedar abultadas y muy visibles.

¿Quién puede realizar un procedimiento con hilos tensores?

Este “lifting biológico” o ‘lifting no quirúrgico” sólo puede ser realizado por cirujanos plenamente capacitados y calificados.