Hilos tensores para la cara

El lifting biológico autoinducido no quirúrgico es un procedimiento que consiste en la elevación de diferentes partes de la cara con hilos especiales sin tener que hacer incisiones quirúrgicas como con el lifting facial clásico. Los hilos de sutura de polydioxanone puede comercializarse bajo una variedad de nombres, incluyendo, APTOS®Thread Lift, Contour Lift, Silk Lift™, Feather Lift™, etc.

Hilos tensores para la cara

Hay dos tipos principales de hilos o suturas utilizadas: los hilos de libre flotación o los hilos de púas que no necesitan ser suspendidos a fin de mantener el efecto lifting; y los hilos lisos o de suspensión que deben estar anclados a una estructura estable de la cara o del cuero cabelludo. Este procedimiento es el más adecuado para los pacientes con una flacidez facial de leve a moderada, por lo general estas personas suelen tener entre treinta y cinco y cincuenta años. Esta nueva técnica de rejuvenecimiento facial se realiza generalmente bajo anestesia local. La recuperación es generalmente rápida.

El precio de estos "hilos mágicos" varían dependiendo de la zona(s) que se está tratando. El coste puede comenzar en aproximadamente 1.800 € por área.

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad se hacen más notorios en nuestras caras. El tejido de soporte de las mejillas se debilita y comienza a ceder, la grasa facial se pierde, la línea de la mandíbula que solía tener una forma firme y apretada comienza a perder ese aspecto, aparece la papada, los bordes de la boca comienzan a caer hacia la barbilla y da la sensación que tanto la cara como el cuello han caído. Esta acción de caída del tejido se conoce por los médicos como ptosis.

Tradicionalmente, esta tendencia de la piel facial de caer, llevaría a la mayoría de la gente a un cirujano plástico en busca de un lifting facial; Sin embargo, ahora hay un procedimiento menos invasivo disponible que puede elevar el contorno y suspender los tejidos caídos de la cara y el cuello en aquellas personas que sólo necesitan poco para el rejuvenecimiento moderado.

El estiramiento facial con hilos es un procedimiento que consiste en la elevación de diferentes partes de la cara y el cuerpo con hilos especiales sin tener que hacer incisiones quirúrgicas como en el clásico lifting facial, y es considerado por algunos como uno de los avances más significativos en la historia del rejuvenecimiento facial.

En un primer momento, en un esfuerzo para suavizar las arrugas, los cirujanos europeos colocaban hilos de oro en el tejido blando de la cara en un patrón de tejido de cesta. Desafortunadamente, esto no funcionaba bien para empezar, aunque ahora se ha hecho un progreso significativo en la técnica y este tratamiento todavía está disponible en algunas clínicas en el Reino Unido. Los alambre o hilos de oro consisten de una sutura quirúrgica hecha de oro de 24 quilates que se introducen en la piel con una aguja, ahora en un patrón tipo malla o ventilador, lo que permite que se forme nuevo colágeno alrededor y se apriete el área circundante. Se dice que cuanto más cerca se coloquen los hilos, mayor será la elevación alcanzable.

El Dr. Marlen A. Salamanidze, un cirujano estético Moscú, pensó que si se utilizaba el prolene (una sutura plástica no absorbible) y se cortaban unas púas ("dientes" muy pequeños) a lo largo de su longitud, podría actuar como una armadura para soportar la caída de la frente, las mejillas o la mandíbula; y esto resultó en el desarrollo y la creación de los hilos APTOS® (anti-ptosis) en la década de 1990. Estos hilos de púas ahora se han patentado y desarrollado aún más. Otras formas de hilos o suturas, tanto de púas como lisos, también se han desarrollado para su uso en procedimientos de estiramiento facial.

Puedes encontrar el procedimiento comercializado bajo una variedad de nombres, incluyendo APTOS®Thread Lift, Contour Lift, Thread Lift™, Silk Lift™, Russian Lift, Feather Lift™, Scarless Suture Lifting, Suture Suspension Face Lift, Curl Lift, etc.

Hilos tensores rostro

¿Cómo funcionan los hilos tensores y qué pueden tratar?

Los hilos de sutura de polydioxanone pueden ayudar a levantar la cara sin cirugía invasiva. Los hilos se insertan a través de pequeños pinchazos en la piel que luego se vuelven invisibles. Se puede utilizar en cualquier parte de la cara donde se desea una elevación suave.

Este procedimiento es el más adecuado para los pacientes con flacidez facial de leve a moderada, por lo general, los pacientes suelen tener entre 35 y 50 años. Las áreas que se pueden tratar con este efecto tensor incluyen la frente, las mejillas, la zona naso-labial (de la nariz a la boca) y el área que hay bajo los ojos, la línea de la mandíbula, la papada y el cuello, la flacidez de la piel de esta zona a veces se conoce como "cuello de pollo". La mayoría de los pacientes no necesitan tratarse todas estas áreas a la vez, aunque es posible.

Las áreas comunes para el tratamiento en los pacientes más jóvenes son las mejillas y las cejas, ya que son las primeras áreas de la cara que empiezan a ceder. A medida que se envejece, la mitad inferior de la cara comienza a ceder también. Si hay una cantidad significativa de piel sobrante o flacidez, a menudo en pacientes de edad avanzada mayores de sesenta años, este procedimiento no sería adecuado y se podría recomendar el tradicional lifting facial o de media cara o un estiramiento de frente, con el fin de eliminar el exceso de piel, por lo tanto, lograr un mejor resultado.

Los hilos prácticamente no dejan cicatrices visibles, son fáciles de insertar y el tiempo de inactividad recomendado es mínimo.

Duración de los hilos tensores en el rostro

Un tratamiento por área es todo lo que se requiere para lograr el efecto deseado, a menudo con resultados visibles inmediatos, aún más visibles después de unas 3 o 4 semanas. Sin embargo, los resultados continúan mejorando durante un período de 3 a 6 meses debido a que tu propio colágeno comienza a crecer alrededor de los hilos, lo que ayuda a incrementar el efecto lifting.