Hilos tensores en abdomen

Los hilos tensores es uno de los tratamientos antienvejecimiento más favorecedores y mínimamente invasivos, ya que es más rápido y menos penetrante que la cirugía estética convencional, mientras que da resultados similares. A pesar de que es un procedimiento popular para la cara, sigue siendo un tratamiento poco conocido para reafirmar el abdomen o cualquier otra parte del cuerpo.

Hilos tensores en abdomen

Debido a que los hilos tensores no hacen nada más que estirar la piel, no se pueden utilizar para tratar otros signos del envejecimiento como las manchas o los lentigos solares. Sin embargo, definitivamente es un tratamiento a tener en cuenta si se quiere mejorar la apariencia de las zonas flácidas del cuerpo.

Los hilos tensores es un tipo de procedimiento que se implanta un hilo medicinal especial (hilo de alambre bio a base de hierbas) en la dermis, en el sistema aponeurótico submuscular y en las capas musculares de la piel para conseguir el efecto deseado. En gran parte, es eficaz en el lifting facial y la eliminación de arrugas.

Es un tratamiento eficaz para el lifting y la elasticidad facial y para eliminar arrugas. En este sistema se estira la piel flácida con hilos bio-absorbibles. La zona nasolabial y la frente adquiere una apariencia más firme y más tensa.

Sin embargo, como ya hemos comentado, este tratamiento no se limita sólo a la cara y el cuello, los hilos tensores también se utilizan en otras partes del cuerpo como el abdomen. Son una alternativa para los que no quieren pasar por el quirófano o someterse a una serie de tratamientos de radiofrecuencia o ultrasonido. Los hilos tensores bio-absorbibles y antimicrobianos proporcionan un efectivo levantamiento de la piel flácida. Con esta técnica no sólo se estimula la piel, sino también la capa muscular para reorganizar los músculos caídos con la finalidad de crear un hermoso rostro y cuerpo.

Los hilos tensores se utilizan para estimular los puntos de acupuntura y fascia para inducir la auto-estimulación de las células, por lo que los efectos no desaparecen después de un período de tiempo. Además, en pocos meses después del procedimiento, se disuelve completamente. Induce la síntesis de colágeno de los tejidos circundantes, derritiéndolos lentamente, lo que hace que no hayan efectos secundarios de ningún tipo. Por lo tanto, pueden levantar los músculos caídos y lentamente aumentar de forma natural la elasticidad en la región tratada.

Los hilos tensores estimula y promueve simultáneamente la regeneración de la piel mediante la activación de las proteínas de la misma (colágeno, elastina). Debido a su fuerte efecto de elevación y regeneración de la piel, es muy eficaz para eliminar arrugas profundas.

Antes de comenzar con el procedimiento, el paciente debe aplicarse una crema anestésica en la zona de tratamiento para minimizar las molestias. Los hilos tensores se insertan en la zona a lo largo de la piel y los músculos. No se deben realizar cortes ni suturas. Los pacientes que se someten a este procedimiento notan una sensación de pinchazo leve y tolerable como si se estuvieran sometiendo a una sesión de acupuntura simple. El procedimiento puede durar unos 30 minutos.

Hilos tensores abdomen

Después del procedimiento, los pacientes sólo experimentarán un ligero enrojecimiento en los puntos de inserción (que pasará en unas 3 horas o menos). No existe ni una preparación o cuidado posterior específico.

El hilo tensor lleva utilizándose en las diversas partes del cuerpo durante casi el mismo tiempo que se lleva utilizando de forma facial, sin embargo, no ha conseguido la misma popularidad.

Esto se debe en gran parte porque prestamos más atención a la cara, porque es lo que nosotros mismo y todo el mundo ve primero. Otra razón es probablemente que muchos de nosotros no expongamos nuestro abdomen con la suficiente frecuencia para tener realmente la necesidad de mejorar su apariencia. Pero, al igual que los hilos tensores faciales, con este procedimiento conseguirás un abdomen más firme y joven.

Este tipo de tratamiento, puede utilizarse en las nalgas, con la finalidad de conseguir una retaguardia más redondeada e irresistible. De hecho, de los hilos tensores han existido desde hace mucho tiempo, no sólo para levantar el abdomen, el pecho y los glúteos caídos, sino también para corregir la forma de los senos, ya que es un procedimiento mucho menos invasivo que la opción de silicona.

Dependiendo del estado de tu abdomen, es posible que los hilos tensores no sean lo suficientemente potentes para conseguir los resultados esperados. Por ese motivo, te recomendamos que hables con un profesional para que determine si eres un paciente apto para este tipo de tratamiento.